• MEDITAR FÁCILMENTE EN CUALQUIER PARTE
    MEDITAR FÁCILMENTE EN CUALQUIER PARTE
    27 de Febrero de 2015 a las 17:02

    MEDITAR FÁCILMENTE EN CUALQUIER PARTE

    En nuestra ajetreada sociedad actual, resulta con frecuencia tremendamente difícil conseguir el momento adecuado para obtener unos minutos de desconexión y poder entrar en un estado más relajado que nos permita serenarnos y acceder a niveles de conciencia más elevados.

    No necesitamos cambiarnos de ropa, encender velas o incienso ni poner música relajante. La ropa de diario, la luz de la oficina o el ruido del motor pueden servir si aprendemos a centrar nuestra atención.

    ¿Y dónde centrar nuestra atención? Pues en algo que nos resulte agradable y neutro. Hay quien se centra en su respiración, en cómo entra y sale el aire de los pulmones. Otras personas dejan que su mirada quede perdida en un punto o recitan un mantra. 

    Pero hay una técnica menos conocida aunque al mismo tiempo sencilla y rápida:centrar la atención en una zona neutra del cuerpo. ¿Y cuáles son las zonas neutras del cuerpo? Pues cualquier zona en la que sintamos bienestar cuando le prestamos atención. 

    Curiosamente, la palma de la mano es una de esas zonas. Cuando nos detenemos en ella, la sensación que se percibe es una especie de hormigueo, acorchamiento o calor, e incluso parece que la palma de la mano se hace más grande. Esto se debe a que conectamos con uno de los chakras secundarios de nuestro cuerpo y estamos sintiendo la corriente de energía vital que fluye por nuestros canales energéticos. 

    Prestar atención a estas zonas neutras permitirán que nuestra mente se aquiete, se acompase con el cuerpo energético y el cuerpo físico y podamos empezar a vibrar al ritmo del universo.

    Esto es meditar.

    Ana Mª Gálvez Mirón