Es innegable que las plantas son buenas para la salud, ya que sus beneficiosas propiedades permiten curar dolencias y mejorar nuestra salud en general. Pero ahora un equipo de investigadores de la Universidad de Florida ha descubierto una nueva y revolucionaria manera por la que las plantas también nos pueden ayudar, en este caso a través de la fotosíntesis.

La fotosíntesis es el proceso por el que las plantas utilizan los rayos de sol para transformar el dióxido de carbono (materia inorgánica) en alimento (materia orgánica). Pues bien, los investigadores han conseguido recrear este mismo proceso con el objetivo de convertir los gases invernadero resultado de la contaminación en aire limpio que además podría usarse como fuente de energía.

Para poder llevar a cabo este sorprendente proceso ha sido necesario crear un nuevo material sintético (el MOF -metal-organic frameworks-), sobre el que se aplica un fotoreactor LED azul para descomponer el dióxido de carbono y obtener energía solar.

Los resultados de las primeras pruebas han sido todo un éxito, lo que permitiría en un futuro ayudar a limpiar el aire de dióxido de carbono y crear energía solar renovable… ¡usando el mismo proceso que las plantas emplean para alimentarse!

Una vez más, las plantas se posicionan como los mejores aliados para cuidar de nuestra salud gracias a sus numerosas propiedades, convirtiéndose en remedios naturales eficaces y ajenos a los efectos secundarios que tienen muchos medicamentos

Publicado: 1 de Diciembre de 2017